Disolver una sociedad: ¿y si un socio no quiere?

Disolver una sociedad: ¿y si un socio no quiere?

Anteriormente en nuestro blog os hablábamos de cómo disolver una sociedad, pero qué pasaría si al disolver una sociedad un socio no quiere, aunque la empresa no sufre pérdidas ni haya en otra causa de tipo legal.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la cantidad de participaciones que tiene el socio que no quiere disolver la compañía.

Puede ser socio mayoritario, ser socio minoritario o tener un 50% de la sociedad.

Pasos a seguir en la disolución de una empresa

  • Primero se debería convocar una junta general de socios donde se trate el tema de la disolución de la sociedad.

Como ya comentamos en nuestro artículo sobre cómo disolver una sociedad, las razones válidas para sustentar la disolución se encuentran recogidas en el art. 363 de la Ley de Sociedades de Capital:

  1. Por el cese de la actividad/actividades que constituyan el objeto social. Se entiende como cese, un período de inactividad superior a un año.
  2. Por la conclusión de la empresa que constituya su objeto.
  3. Por la imposibilidad de conseguir el fin social.
  4. Por la paralización de los órganos sociales.
  5. Por pérdidas que dejen reducido el patrimonio neto a una cantidad inferior a la mitad del capital social y siempre que no sea procedente solicitar la declaración de concurso.
  6. Por reducción del capital social por debajo del mínimo legal, que no sea consecuencia del cumplimiento de una ley.
  7. Porque el valor nominal de las participaciones sociales sin voto o de las acciones sin voto excediera de la mitad del capital social desembolsado y no se restableciera la proporción en el plazo de dos años.
  8. Por cualquier otra causa establecida en los estatutos.

Es decir, podemos liquidar nuestra sociedad si está inactiva, si la finalidad para la que se creó ya no se cumple o finalizó, o si hay pérdidas importantes.

Evidentemente si somos socio mayoritario conseguiremos la aprobación de la disolución a pesar de que los demás socios no compartan la idea.

En el caso de que seamos socio minoritario o que poseamos el 50% de capital social, este deberá acudir a los tribunales de justicia una vez que se vote en contra de su propuesta de disolución.

Una vez en los tribunales debemos argumentar y aportar pruebas que sustente nuestra petición para poder obtener una resolución judicial favorable.

Lidiar con temas empresariales a veces puede ser complicado y necesitamos que alguien nos asesore en el camino.

Si deseas cerrar tu empresa, crear una nueva o simplemente ayuda en su funcionamiento no dudes en ponerte en contacto con nuestros expertos en fiscal, contabilidad, laboral y jurídico.

Pide información y presupuesto sin compromiso.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies